Apertura 2008 | NECAXA 0-1 MONTERREY...

Rayados de Monterrey venció a domicilio a Rayos de Necaxa por 1-0, en cotejo que lució poco por la intensa lluvia que dejó el campo en mal estado

AGUASCALIENTES (Notimex) -- Monterrey frenó su racha de tres jornadas sin victoria, al imponerse 1-0 a domicilio a Necaxa bajo torrencial aguacero, que motivó un choque de pocas opciones de peligro por el mal estado del campo.

El chileno Humberto Suazo anotó a los 40 minutos el solitario tanto con que el conjunto regio se llevó el triunfo del estadio Victoria, en juego que pareció de polo acuático, correspondiente a la fecha seis del Torneo Apertura 2008 del fútbol mexicano de Primera División.

Rayos se estancó así en seis puntos en el Grupo Tres, a la vez que Rayados llegó a ocho unidades en el sector Uno para dejar atrás la serie de tres encuentros sin ganar, los dos más recientes derrotas en las que había recibido siete anotaciones.

Los Regios se acomodaron mejor al lodoso terreno de juego, afectado por las intensas lluvias que han azotado a esta ciudad en días anteriores, para que el encuentro tuviera baja calidad y mucha intensidad por diversos resbalones.

Hubo un poco de mejor fútbol en la primera mitad, hasta que comenzó a llover de forma torrencial, que provocó diversos charcos en casi la totalidad del campo que impidió la conexión de jugadas por ambos bandos al estancarse el esférico en el agua.

El colombiano Hugo Rodallega intentó aprovechar su estatura en varios centros al área, pero echó por fuera sus remates, además que el guardameta Jonathan Orozco hizo una buena labor en los balones que estuvieron a su alcance.

La acción del gol se registró a los 40 minutos en un gran pase de Jesús Cabrito Arellano, quien dejó en gran posición al chileno Humberto Chupete Suazo dentro del área.

El atacante controló y ya cuando Miguel Acosta se barría para tapar el tiro jaló del gatillo derecho para batir a Omar Gato Ortiz para el 0-1.

Desde el arranque del complemento un aguacero comenzó a generar charcos en la cancha, se acabó el poco fútbol que se registró, pero los aficionados que soportaron la lluvia fue motivo de diversión al presenciar los resbalones de los jugadores en su intento por golpear el balón.

A los 74 minutos Necaxa pudo encontrar el empate, sólo que el silbante perdonó una carga por la espalda del zaguero argentino José María Basanta sobre el colombiano Rodallega dentro del área que era falta y pena máxima a favor del cuadro anfitrión.

Germán Arredondo Ramírez fue el silbante del partido, con regular labor. Mostró cartulinas preventivas a Miguel Acosta, Gerardo Galindo y el brasileño Everaldo Barbosa, por los necaxistas. Y por Rayados a Luis Ernesto Pérez, el chileno Humberto Suazo y Carlos Ochoa.

Comentarios