Aguascalientes, la maldición del Necaxa

Los Rayos no saben lo que es levantar un título en el Estadio Victoria; Es la primera vez que jugarán la vuelta en casa con ventaja del primer juego

Parece increíble, pero la historia dicta que el Necaxa tiene en su casa un “rival” más. Los Rayos no saben lo que es levantar un título en el Estadio Victoria, situación que esperan revertir este sábado cuando reciban a Mineros de Zacatecas en juego de vuelta en la final del C2016 del Ascenso MX.

El choque ante el cuadro zacatecano será la cuarta ocasión que los rojiblancos intenten ganar un título en su casa, algo que ha dejado más lágrimas que alegrías y que incluso la directiva ya no ve como ventaja.

“No (es ventaja), pero sí queremos que el Victoria pese, vamos a tener un lleno, sí ayuda, lo mismo fue contra Atlante pero no lo considero como ventaja.

"No hay presión por eso (maldición), vamos a buscar la serie y el medio boleto para que nos dé el chance de estar en Liga MX”, dijo Santiago Tinajero, directivo de los Rayos.

La primera vez que Necaxa no pudo ganar el título en el Victoria fue en el Clausura 2013. Aquella ocasión los Rayos llegaron a la final ante Neza y aunque jugaban la vuelta en casa, el primer partido fue un desastre y encaminó la serie pues los del Estado de México que ganaron 3-0 y en la vuelta aprovecharon la desesperación para un 0-1 que dejó un claro global de 4-0.

Meses después Necaxa volvió a llegar a una final del Ascenso MX. Los Rayos sacaron un 1-1 ante Leones Negros y tenían todo para finiquitar en la vuelta, pero de nuevo tropezaron en casa al perder 0-1 y de esa forma se les esfumó el Apertura 2013.

La última ocasión, aunque quizá la más dolorosa, fue la final por el Ascenso en el 2015 cuando empataron en Sinaloa 1-1 ante Dorados, pero en el Victoria cayeron 0-2 para dejar ir la oportunidad de volver al máximo circuito mexicano.

Esta es la primera ocasión que Necaxa llegará a un duelo definitivo en el Victoria con ventaja y es de dos goles, por lo que luce inmejorable la oportunidad para, por fin, levantar el título en su casa.
Fuente: Mediotiempo

Comentarios