PASIÓN ROJIBLANCA ::: Pasión por los Rayos del Necaxa

Necaxa: La evolución de un equipo que nació de segundas oportunidades

¿Cómo ha crecido Necaxa a más de seis meses de su ascenso?

El ascenso de Necaxa a primera división en mayo de 2016 fue una noticia que impresionó no solo a los aficionados al fútbol, sino también a todo el estado de Aguascalientes. Los resultados del equipo durante su primera temporada en la Liga MX generaron una gran expectativa en sus fanáticos.

El esfuerzo para alcanzar este logro surgió de una historia que pocos conocen. En menos de tres años, un grupo de directivos, amantes de este deporte, rompió con la racha de un club que tenía acostumbrada a su afición a las desilusiones. ¿Cómo logró recuperarse Necaxa, tanto en la cancha como en lo financiero? Algunos de los artífices de esta empresa nos lo cuentan.

Arriesgar o quedarse atrás
No es tan fácil hacer que un equipo de segunda división crezca, explica Jaime Lobo, director comercial de Necaxa. Los patrocinios que se pueden conseguir no son tan grandes como los obtenidos en primera división y la asistencia a los partidos es baja. Ante una situación como esta, lograr el ascenso no pintaba como una tarea sencilla. El proyecto requería de un cambio de mentalidad y por ende, de un nuevo equipo de trabajo.

Cuando Ernesto Tinajero compró el club en 2014, se comenzó a formar el grupo que lo llevaría a la máxima categoría del fútbol mexicano. Luis Torres Septién fue uno de los primeros en integrar la nueva directiva. Comenzó su plan de trabajo con una idea en mente: construir el equipo con personas muy capaces que estaban desperdigadas por todo el mundo.

Bajo este plan, se eligió como director técnico a Alfonso Sosa, quien acababa de atravesar un fracaso deportivo: durante su mando, los Leones Negros de la Universidad de Guadalajara descendieron a segunda. A pesar de eso, Sosa logró regresar a Necaxa a la primera división.

En talento deportivo, contrataron a tres jugadores chilenos: Marcos González, Luis Felipe Gallegos y Edson Puch, cada uno con una gran trayectoria futbolística. Algunos de ellos contaban con experiencia en ligas europeas y otros, en latinoamericanas.

El resto de la plantilla y los directivos realizaron un trabajo colaborativo que dejó buenos resultados. Torres Septién se refiere a esa sinergia como una historia de éxito. “Este equipo ha sido formado por personas que han venido aquí a tener su éxito profesional”, expresa el director general.

Las cifras sustentan las palabras de Septién. El proyecto inicial de la nueva administración se fijó para tres años, su prioridad era ascender de división. En la primera temporada casi lo consiguieron: llegaron a la final; pero no lograron ganarla. La oportunidad regresó al año siguiente y por fin, se dio el ascenso.

Una vez en la Liga MX, el nuevo objetivo de la directiva era ganar la primera temporada. Necaxa quedó en semifinales, muy cerca de la meta. Para el fútbol nacional fue bien visto que un equipo recién ascendido ganara un lugar entre los mejores del torneo.

La victoria económica
El crecimiento del club no solo se dio dentro de la cancha. Su valor comercial ha cambiado bastante desde que ascendió. De acuerdo con los directivos, debido al poco tiempo que llevan en primera división, es difícil presentar datos precisos; sin embargo, estas son sus aproximaciones:

Valor del equipo
Previo a su ascenso, el valor de Necaxa en el mercado era de 8.1 millones de dólares; actualmente, es de 23.3 millones de dólares (según indicadores de TransferMarkt).

Este aumento se debe, en gran parte, a las contrataciones que hicieron por el cambio de división. Ahora cuentan con doce jugadores extranjeros y algunos de ellos están valuados por encima de los dos millones de euros. El portero argentino Marcelo Barovero fue la contratación más cara: su valor es de 2.5 millones de euros.

El desempeño del equipo durante los torneos, principalmente en la Liga MX, fue otro factor que hizo crecer sus números financieros. Clasificar a la liguilla y a la semifinal le consiguió incentivos de patrocinadores como Televisa, Grupo Modelo, Coca Cola, entre otros. Recibió entre el 15 y el 25 por ciento del valor del patrocinio.

Boletaje
Uno de los aspectos que más mejoró fue la asistencia a los partidos.

Liga de ascenso: entre 5,000 y 8,000 boletos vendidos

Primera división: entre 13,000 y 15,000 boletos vendidos

La venta de bonos para aficionados también se incrementó considerablemente. Previo al ascenso se vendieron 468 bonos, mientras que en primera división fueron alrededor de 6,000.

Camisetas
Antes de llegar a la máxima categoría del fútbol mexicano, la demanda de jerseys de Necaxa era de 5,000 unidades. Después del triunfo que los hizo ascender, el número creció a 30,000.

Turismo
En fechas de partido, la actividad en hoteles y restaurantes aumentó entre el 10 y el 50 por ciento. Las fechas en que los clubes de mayor popularidad visitaron Aguascalientes fueron los días con el impacto más fuerte.
Fuente: Líder Empresarial

Publicar un comentario

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.