PASIÓN ROJIBLANCA ::: Pasión por los Rayos del Necaxa

"Estoy muy feliz de haber llegado": Víctor Dávila

Mientras muchos jóvenes nacidos en 1997 no tienen claro qué es lo que van a hacer de sus vidas, existen otros que ya cuentan con responsabilidades, una familia y hasta con los primeros años de una carrera que ya les ha permitido representar a su país. Tal es el caso de Víctor Dávila, mediocampista chileno del Necaxa que a sus 19 años llegó como refuerzo del plantel que dirige Ignacio Ambríz.

Con apenas unas semanas en México, el seleccionado Sub 20 del representativo andino platicó con El Economista y aseguró que si bien logró llegar al profesionalismo con el Huachipato de su país a los 16 años, la realidad es que “no ha sido fácil, nadie te regala las oportunidades, es un camino largo de mucha perseverancia, constancia y dedicación”, expresó el volante que se define como un jugador “con personalidad y sin miedo”.

Dávila aceptó que lo más complicado que ha tenido que enfrentar “es dejar de creer que era un jugador de Cadetes , y que debía ser un jugador profesional”, en donde la exigencia es mayúscula.

Además de cumplir con obligaciones de un futbolista de Primera División a quien se le exigirá como refuerzo, Víctor destaca de los juveniles de su generación porque ya forma una familia junto a su esposa, con quien confiesa disfruta de sus tiempos libres viendo en Netflix “Prision Break”, jugando videojuegos e incluso leyendo “la palabra de dios”.

Lejos de tener un ídolo que haya destacado dentro de las canchas profesionales, Dávila aseguró que quienes lo han inspirado para llegar hasta donde está son su padre y su hermano. “Son los que siempre han estado conmigo, me han apoyado desde que empecé a jugar futbol, y siempre me han levantado cuando las cosas no se me dan como quisiera. Ellos son mis ídolos”.

A pesar de que asegura que no hubo un jugador que lo marcó al grado de inspirarse en él para cumplir su sueño de ser profesional, Víctor sabe bien que por México han pasado compatriotas chilenos que han dejado huella, como el caso de Fabián Estay, Iván Zamorano y últimamente Edson Puch, quien fue figura en Necaxa hasta hace unos meses. Todos ellos implican un reto de dejar en alto el nombre de su país.

Lejos de sentir presión por llegar justo cuando Puch se fue, dejando un hueco grande en la institución, el juvenil refuerzo de Necaxa tiene claro que ha llegado a la Liga MX a intentar escribir una historia de éxito.

“Edson tuvo un gran momento aquí y me alegro bastante. Yo estoy muy feliz de haber llegado y tengo muchas ambiciones con este club; es una etapa importante en mi carrera donde puede marcar muchas cosas y mi idea es ganar todo con Necaxa”.

Con todo y su juventud, y en la que implica su primera experiencia fuera de su país, Víctor Dávila califica a la Liga MX como “muy intensa y muy física”.
Fuente: El Economista

2 comentarios :

  1. Ojala ya se te de la oportunidad ya quiero verte jugar

    ResponderEliminar
  2. Ya hay que verlo jugar o para que se trajo o estará lesionado o todavía no esta al 100!

    ResponderEliminar

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.