Opinión PR | #UnidosNadaNosDetuvo

Por Rafael Vera.
@rafaelverasa

Saludos a toda la banda lectora y podcast escucha de Pasión Rojiblanca. Ya hace algún tiempo que me había reservado la oportunidad de escribir para el blog, en parte por compromisos académicos y profesionales y en parte porque quería dar tiempo a que el proyecto Ambriz tomara forma para opinar de ello.

La semana pasada, sin lugar a dudas, el fuerte terremoto que aconteció en el centro del país fue un suceso que nos marcó a todos los que fuimos testigos en primera línea, pero que también para los que no sintieron el fenómeno o sus consecuencias fue un hecho que les dio la oportunidad de mostrar esa calidad humana que uno debe mostrar ante estas situaciones.

Para un servidor hubo dos cosas que me quedaron grabadas de la semana pasada. La primera de ellas fue el mismo día del temblor, ya que, permítame comentarle, el 19 de septiembre de 1985 es mi fecha de nacimiento. Y es que 32 años después de que mi mamá literalmente se rifara dando a luz en plena hora del terremoto (mi acta de nacimiento tiene una hora de 7:20 AM), mi única preocupación era poder tener la oportunidad de fugarme a una hora decente para poder hacer algo que, entre tantas ocupaciones, es preciado para mí: descansar.

Automáticamente después del temblor, el pensamiento y las prioridades se enfocaron en cerciorarme que mi familia estuviera bien, máxime con las líneas de teléfono caídas y las noticias que mediante internet uno leía de víctimas, personas atrapadas y edificios colapsados. En cuanto en la oficina nos dieron la oportunidad de romper filas salí disparado a casa de mi mamá. No puedo describir la paz que sentí en el momento en que me cercioré de que mis seres queridos se encontraban bien. Terminamos cenando sándwiches en la tarde-noche (mi mamá no quería hacer uso del gas) y les puedo comentar que no pude tener mejor regalo de cumpleaños que tener la oportunidad de estar con mi familia.

La segunda experiencia fue aún más alentadora y es la que le da título a esta columna. Y es que al día siguiente, regresando del trabajo, tuve que caminar un tramo de Insurgentes, precisamente a la altura de la Roma, por un cierre de circulación. De más está decir que me sorprendió la solidaridad y el esfuerzo por ayudar de toda la gente que estaba ahí: policías, militares, rescatistas, pero sobre todo voluntarios y es que ante la desolación y la angustia de ver gente desalojada de sus casas y edificios dañados o colapsados será más que loable la labor de la gente ahí presente.

Ya había yo hecho donaciones en efectivo por la mañana; pero al llegar a su humilde casa no pude sino revisar en tele y redes sociales en donde era necesaria ayuda y de que tipo y ante la inclemente lluvia que se presentó esa noche tome bolsas (se se solicitaban por la lluvia) y otras cosas que se podían donar y me dirigí a ofrecer mi ayuda. Lamentablemente no pude quedarme a ayudar (afortunadamente y orgullosamente en ese momento sobraban manos) pero al menos pude entregar lo que llevaba, que espero haya servido de algo.

Ver todas estas cosas y las de los días subsecuentes me dejan con una sensación de esperanza y aliento, que si bien comparte espacio con la incertidumbre y el estrés que muchos tenemos, no deja de demostrar que cuando la gente actúa de manera unida e implacable se pueden lograr muchas cosas. Unidos nada nos detuvo para ayudar cuando era necesario.

Desde esta columna saludo, felicito y me enorgullezco de todos aquellos que desinteresadamente contribuyeron a las labores de rescate y asistencia a todas las personas afectadas por el sismo.

Tambien le recuerdo amigo lector que esto es de carrera larga y que el dinero y los víveres y medicinas donados se terminarán pronto, por lo que no hay que dejar de apoyar en varios meses, sea con una lata de atún o con fuertes sumas de dinero, todo vale. Fuerza Rayos y nos leemos pronto.

Fast track del Necaxa-Querétaro
1. Necaxa no vence a Querétaro en liga en el Victoria desde el Apertura 2003, 1-0 con gol de José Tabares.
2. Desde entonces acumula 2 derrotas (0-1 en el Apertura 2006 y 1-4 en el Clausura 2017) y un empate (1-1 en el Apertura 2010)
3. Son de hecho los Gallos el equipo con menos de cinco juegos en el Victoria en Liga en Primera, con mejor cosecha de puntos con 7, seguido por el Leon con 6 (dos victorias en dos juegos).
4. Los 8 puntos conseguidos por Necaxa como local (2 G, 2 E, 1P) en sus cinco primeros juegos, superan lo conseguido en los dos torneos de regreso: 7 y 5 puntos en el Apertura 2016 y Clausura 2017 respectivamente.
5. Marcelo Barovero es el portero con más atajadas en el torneo con 40. Dicha cifra es mayor a todos los tiros a gol de Querétaro en el torneo (34).

Comentarios

  1. MUCHAS FELICIDADES TOCAYO. QUE BUENO QUE TU Y TU FAMILIA ESTÉN BIEN. COMO TU DICES QUE MAYOR REGALO QUE ESTAR CON TU FAMILIA. DE NUEVA CUENTA TE DESEO LO MEJOR Y MUCHAS FELICIDADES. ATTE. RAFAEL CASTORENA GALLEGOS.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.