Opinión PR | Gracias Álex

Por Rafael Vera.
@rafaelverasa

Saludos a todos escuchas y lectores asiduos a Pasión Rojiblanca. Desde hace más de un año, por decisión personal y carga de trabajo Godín y académico decidí tomarme una sana distancia de escribir para la página y al menos de momento no estaba en mis planes el volverlo a hacer; pero, como muchos ya saben, la Familia PR sufrió una pérdida muy grande el pasado martes con el fallecimiento de Alejandro y es por ello que me animé a tomar la pluma una vez más para escribir estas líneas.

Tuve el gusto de conocer a Álex hace ya casi 6 años en un viaje a Aguascalientes para ver esa final vs Neza, llevaba unos meses que Taker me había recibido como escritor regular en PR y ese fin de semana surgió la oportunidad de viajar juntos. A pesar del resultado, que todos conocemos, el viaje fue memorable y desde ahí tuve la oportunidad de convivir y viajar más seguido con él y con mucha gente que PR me dio la oportunidad de conocer.

Lo que empezó en un principio por Necaxa, después se volvió una muy buena amistad, vinieron más viajes, comidas e incluso algunas borracheras juntos, con los Rayos o no de por medio. Algo que siempre reconocí, y comenté, a Álex era que siempre fue una persona muy culta y divertida (ambos compartíamos un humor negro muy parecido), que había leído mucho y con la que se podía platicar de lo que fuera y del que siempre disfruté su compañía.

Después de distanciarnos un poco durante algunos meses, a principios de 2016 tuvimos la oportunidad de volver a coincidir, y nuevamente el Necaxa fue el puente perfecto para ello. No quiero entrar en detalles; pero yo atravesaba la que tal vez fue la peor crisis de mi vida en los últimos 10 años, era Semana Santa y, lamentablemente, los planes originales que tenía para esos días no los podría realizar por nada. Coincidiendo con una visita de Necaxa a la U de G y el hecho de que no veía un juego en vivo desde esa final perdida contra Dorados, decidí aprovechar y estar esos días en Guadalajara.

No miento si digo que el viaje fue difícil, el primer día por mi estado de ánimo hasta trabajo me costó comer. El segundo pintaba igual y fue cuando recibí un mensaje de Álex, estaba en Guadalajara para el partido y proponía ir a tomar unas cervezas con él y con Taker. El resto del viaje, ya en compañía de nuevos y viejos amigos fue muy grato. Posterior a ese viaje vinieron más momentos y experiencias gratas con él y nos volvimos amigos más cercanos, empezando a tener amigos en común y a coincidir en planes fuera de lo que tenía que ver con nuestra afición por los Rayos. La amistad creció y se fortaleció mucho, y con ello mi agradecimiento por conocerlo. Dicen que la vida de repente te pone gente importante y valiosa cuando más lo necesitas, yo siempre me he preguntado qué hubiera pasado si en ese viaje a Guadalajara Álex no me hubiera invitado por esas cervezas.

Comparto estas líneas como un pequeño homenaje a una gran persona; pero también para compartirles que Álex, con o sin los Rayos de por medio, era alguien con un gran corazón, noble y que siempre estaba ahí para los amigos y quien lo necesitara. Siempre tuvo para mí una palabra de aliento, un consejo o hasta un regaño cuando la estaba regando. Nos quedan sus opiniones, ácidas pero con mucho de razón, sus participaciones en la consolidación del proyecto que ha sido PR durante más de una década y todo lo valioso que nos dejó a quienes lo conocimos en persona y compartimos tanto con él. Gracias Álex, sólo te nos adelantaste. Fuerza Rayos y ya nos veremos pronto.

Comentarios

Publicar un comentario

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.