VA TOMANDO FORMA...

Seis jugadores fueron los que se adquirieron en el pasado draft que se suman al grupo que luchará por el ascenso a la Primera División

El ascender o descender en cualquier aspecto de la vida es una acción que siempre produce cambios de una u otra forma. Por ello el descenso que vivió el club Necaxa ha repercutido en una serie de cambios, tanto en lo deportivo, administrativo y social, entre otros más.

Era lógico pensar que al perder la categoría varios de los jugadores e incluso de directivos buscarían no «hundirse con el barco» y esperar a ser rescatados por alguien que les diera una nueva oportunidad en Primera División.

De esta manera es como los Rayos se ven obligados a tres cosas, pensando en lograr volver a la máxima categoría. Primero el apostar por un cuerpo técnico capaz de lograr el objetivo del ascenso.

Segundo, el contratar -ya sea comprar o pedir prestados- a refuerzos que en algún momento demostraron o demuestren que tienen las «hechuras» de jugar en una «Primera A» y no que sea para ese futbolista sólo una oportunidad de encontrar «chamba».

Es decir, que no se contrate por contratar, sin ton ni son, que se adquieran a jugadores que no aportan mucho o peor aún, que sean por compromisos adquiridos con los «representantes» de los futbolistas.

Y tercero, el darle la oportunidad a los jóvenes de la cantera local y ver quién tiene el nivel para pelear por un ascenso y quién debe seguir en su proceso de crecimiento como futbolista profesional.

Así es como Necaxa se hizo de los servicios de algunos jugadores, primero por negociaciones «en corto» como lo fue con Jesús «Chuy» Mendoza, que al pertenecer a San Luis -equipo hermano de los Hidro Rayos-, solo recibió la orden de jugar ahora con los rojiblancos y seguir siendo parte de la familia de Televisa.

Otros que pertenecen al club local no tuvieron la necesidad de ir a un draft, sólo de presentarse con el equipo que tiene sus derechos, entrenar, demostrar dentro de la cancha y luego el definir los pesos y centavos con la directiva local.

Las caras nuevas que llegan al equipo, todos ellos a préstamo porque no hay muchos recursos para comprar, son seis futbolistas y dos más que están por confirmarse, que ven en Necaxa la oportunidad de actuar en la división de ascenso.

Hablamos del uruguayo Sebastián Maz, catalogado como un buen refuerzo para el club y que logró el título de goleo el torneo anterior con Dorados. De igual manera llega el delantero Mauricio Romero, que también ya fue el máximo romperredes en el 2005 y 2007.

Luego el fichaje que sorprendió a muchos, Paulo César «Tilón» Chávez, enseguida Juan Hernández, Pierre Ibarra, Javier Ledezma y los que casi son un hecho, el portero Pedro «Tabla» Hernández y Marco Antonio Reyna.
Aguasdigital.com

Comentarios