PASIÓN ROJIBLANCA ::: Pasión por los Rayos del Necaxa

Copa Merconorte 2001 | Millonarios 3 (3) - (1) 2 Necaxa

El equipo colombiano Millonarios, actual subcampeón del torneo, clasificó por segunda vez consecutiva a la final de la cuarta edición de la Copa Merconorte de fútbol, al vencer 3-1 (6-3) en la noche del martes al mexicano Necaxa desde la definición por penales, en el partido de vuelta por semifinales.

Millonarios ganó 3-2 en los 90 minutos reglamentarios y esto dejó 5-5 el marcador global, pues Necaxa se había impuesto por igual tanteador en Aguas Calientes (México) la semana pasada.

En los 90 minutos, el centrocampista Alex Orrego, a los 38 minutos, el lateral Harold Rivera (64) y Juan Jaramillo (85) anotaron los tantos del once bogotano, mientras que el defensor central Markus López (22) y el delantero argentino Alfredo Moreno (27), ambos de golpe de cabeza, habían adelantado a los "Rayos" mexicanos.

Necaxa se había impuesto en el cotejo de ida con goles de Moreno (9), Diego Martínez (85) y Luis Roberto Alves "Zague" (90+1). Los tantos colombianos fueron anotados en esa ocasión por el experimentado centrocampista Carlos Gutiérrez, a los 26 y 29.

Matizado por la lluvia y la escasa concurrencia, Millonarios-Necaxa cobró a lo largo de los 90 minutos, y luego desde dramática definición por penales, el atractivo de una digna semifinal de un torneo internacional, pese a la apatía de los aficionados que sucumbieron ante las inclemencias del tiempo.

Millonarios, urgido por remontar la adversidad de Aguascalientes con dos goles de diferencia para asegurar el boleto a su segunda final de la Merconorte, se encontró con un bien parado Necaxa, que poco regaló en defensa y planteó un abierto juego ofensivo, con el que siempre fue superior.

Tras 20 minutos de insistencia sobre la puerta del cuidavallas venezolano Rafael Dudamel, Necaxa logró romper la débil resistencia de Millonarios a los 22, cuando a la salida de un cobro de esquina, Markus López, de golpe de cabeza, logró soltarse de su marca y vencer al meta llanero.

El 1-0 hacía justicia a la labor de los mexicanos y producto de su constancia y permanente vocación ofensiva, Necaxa, cinco minutos después, logró asestarle un "nocaut" a Millonarios, que aún no se había recuperado de la primera anotación.

El ariete argentino Moreno, también de cabeza y anticipándose a los zagueros centrales "embajadores", aprovechó un servicio de José Núñez y derrotó nuevamente a Dudamel.

Millonarios, confundido y sin variantes creativas, se encontró en el partido a partir del minuto 35, cuando el armador John Mario Ramírez remató a la puerta del golero Nicolás Navarro y alcanzó a complicarlo. Tres minutos después fue Orrego quien intentó con un nuevo remate y éste sí tuvo fortuna de culminar en gol.

La segunda mitad, sin menos lluvia, pero con mayores bríos, mostró a un Millonarios decidido por la victoria, más sólido en su sistema posterior y remosado en su zona creativa, en donde Ramírez y Jaime Suárez no pesaron y sí sus sustitutos Diego Moreno y Andrés Cerquera, respectivamente.

Entonces, Millonarios ganó en juego colectivo, en solidaridad en el campo y logró meter en su arco al Necaxa, que olvidó a Dudamel y no volvió a circular en zonas de riesgo del local.

Fue así como a los 64 minutos, de tiro libre, luego de una brillante maniobra colectiva, Rivera logró marcar el empate a dos goles, que revivió los ánimos en estadio El Campín y recortar la diferencia.

Con el corazón en la mano, Millonarios siguió atacando, sin bajar los brazos, y cuando apenas restaban cinco minutos para la conclusión de los 90 reglamentarios, el ariete Juan Carlos Jaramillo aprovechó un borbollón en el área y logró el 3-2, igualando en 5-5 el marcador global y forzando a la definición por penales.

El once "embajador" se medirá en la finalísima de la cuarta edición de la Copa Merconorte con el ganador de la semifinal entre el Santos Laguna, también de México y primero del Grupo C, y el Emelec de Ecuador, que se impuso en el Grupo D.

Millonarios ha sido protagonista del torneo en sus tres ediciones. En 1998 alcanzó las semifinales, donde cayó con el también colombiano Atlético Nacional, que se coronó campeón ese año, mientras que en el 2000 se hizo del subcampeonato. En 1999 fue eliminado en la primera fase.

Publicar un comentario

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.