PASIÓN ROJIBLANCA ::: Pasión por los Rayos del Necaxa

Pelé se rindió ante el Necaxa en CU

Este jueves se cumplen 56 años de uno de los pasajes más importantes para el fútbol mexicano a nivel de clubes. La noche de del 2 de febrero de 1961, Necaxa hizo lo que nadie: frenar al equipo de Pelé y derrotarlo contra todos los pronósticos.

Los rojiblancos vivían una crisis de malos resultados; el equipo no era campeón de nada y los pronósticos favorables eran nulos pese a jugarse en México; al final, enfrente tendrían prácticamente a la Selección Brasileña de Fútbol.

Los Rayos alinearon a Jorge Morelos, Larrazolo, Pedro Dellacha y Romero, Giacomini y 'Fumanchú' Reynoso; Baeza, Alberto Evaristo, Dante Juárez, Guillermo 'Chato' Ortiz y Agustín 'El 'Yuca' Peniche, oncena que 90 minutos después sería recordada con letras de oro en el Futbol Mexicano.

El legendario Santos, que albergaba en sus filas a gente de altura como Laercio, Dalmo, Ze Carlos, Mauro Ramos, Zito, Calvet, Coutinho y también, al más espectacular, Edson Arantes Do Nacimento 'Pelé'.

Silbatazo inicial; los 'humildes' de rojo y blanco se hicieron de la pelota. El Necaxa estaba al tú por tú contra el equipo, se decía, practicaba "un fútbol que sólo podía jugarse en el cielo". Ante la sorpresa de los presentes en CU, los Rayos estaban 2-0 arriba en los primeros diez minutos con goles de Dante Juárez y Peniche.

Los 'Enviados de Dios' estaban heridos y enfurecidos; comenzaron a mostrar su capacidad y la alegría, tanto en las gradas como en la cancha, se convirtió en sufrimiento, tal como sentencia toda la historia 'Electricista'; Santos empató el partido antes del descanso con anotaciones de Pepe y Coutinho.

El panorama lucía negro para los mexicanos. Los pronósticos negativos aparecieron nuevamente, pues todos creían que el fondo físico no les daría para soportar en la segunda parte.

Pero los exhaustos necaxistas se aferraron a lo único que les quedaba: el orgullo. El fútbol les regaló la tercera anotación para su causa producto de una jugada que culminó el 'Chato' Ortiz.

Santos, otra vez lastimado, olvidó su etiqueta del mejor equipo del mundo y se enfrascó en una auténtica guerra ante el irrespetuoso cuadro mexicano. Su frustración igualó los cartones otra vez cuando Romero metió la mano por tratar de evitar la caída de su marco y desde los once pasos Pepe puso el 3-3.

Las gradas sufrían de un suspenso total; mientras, en el campo, Necaxa se daba cuenta que podía llevarse el encuentro y lejos de hacerse menos, los valerosos rojiblancos se volcaron al frente en busca del triunfo.

En el minuto 65, Baeza mandó el balón a Evaristo, éste a 'Fumanchú', quien habilitó a Dante Juárez para fusilar a Laercio; era el 4-3 para Necaxa que a la postre sería el resultado definitivo.

El partido correspondió a un pentagonal donde Guadalajara, Oro y el Independiente argentino completaban los participantes. Al final el 'Rebaño' fue Campeón, pero al menos en esta ocasión, nadie recuerda a quien se coronó, sino al equipo que venció al cuadro más poderoso del mundo con su 'Rey' incluido.
Fuente: Marca Claro

3 comentarios :

  1. A fuerza rayos si mi necaxa es un equipo grande aquí está la prueba.

    ResponderEliminar
  2. Gy-gas el Necaxista Texano02 febrero, 2017 21:01

    Una verdadera hazaña histórica!!!

    BENDITA SEA LA HISTORIA DEPORTIVA DEL NECAXA!!

    ResponderEliminar
  3. Y luego preguntan por queremos un equipo agresivo, si con poco se pudo vs el Santos de Pelé, por que ahora no podemos con el Jaguares! Hora de poner huevos Necaxa, grandeza como la tuya no hay en este país! ⚡⚡

    ResponderEliminar

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.