Necaxa, las dádivas a Televisa en Aguascalientes

El municipio donó terrenos y subsidió la elaboración del proyecto para la construcción del estadio Victoria

Con el argentino Alfredo Moreno como artillero y Braulio Luna, mundialista con México en Francia 98, como creador en el mediocampo, Necaxa migró a la ciudad de Aguascalientes en el torneo Apertura 2003 procedente del entonces Distrito Federal; no obstante, las negociaciones para el cambio de sede iniciaron desde 2001, y fueron posibles por la cesión de bienes y presupuesto público a Televisa, propiedad de Emilio Azcárraga Jean y entonces dueña del equipo, por parte del municipio que alberga a los Hidrorayos.

A través de un contrato firmado el 11 de diciembre de 2001 por el alcalde panista Luis Armando Reynoso Femat, el ayuntamiento otorgó en usufructo por 50 años el Estadio Municipal al Patronato de Fomento al Futbol de Aguascalientes, encargado de las negociaciones para traer al club que, al igual que el América, pertenecía al consorcio televisivo.

El objetivo, de acuerdo con la cláusula cuarta, era construir la nueva sede del Necaxa, por lo cual durante las obras se restringió el uso del inmueble a Los Gallos de Aguascalientes, equipo autóctono que apareció en 1994, sólo con jugadores mexicanos, en la segunda división, y en ese momento militaba en el ascenso. Tras el peregrinaje, que los llevó a disputar unos cuartos de final al Estadio Francisco Villa de Zacatecas, y sin casa propia, la franquicia de los emplumados, distintiva de la ciudad, fue vendida en 2002 al empresario Francisco Cárdenas y convertida en Club Deportivo Tapatío, filial del Guadalajara.

La escritura pública de propiedad número 10 mil 527, volumen 207, pasada ante la fe del notario Mario López Hernández el 27 de noviembre de 2001, acredita que el inmueble ubicado en las esquinas que forman las calles de Manuel Madrigal, Juan de la Barrera y Manuel Escobedo, de la colonia Niños Héroes, tenía una extensión de 21 mil 316 metros cuadrados, cuya explotación pasó a la directiva necaxista, auspiciada por Azcárraga Jean.

Pero, además de la cesión para "el uso y disfrute" de las instalaciones del antiguo coloso a la persona moral Impulsora del Deportivo Necaxa SA de CV, el municipio subsidió la elaboración de proyectos arquitectónicos, maquetas y asesoría para la construcción del estadio Victoria, lo cual consta en la cláusula décima tercera del contrato que La Silla Rota obtuvo de los informes de concesiones, en el apartado de transparencia del portal electrónico de Aguascalientes.

El cargo al erario no aparece en los documentos públicos porque la cláusula séptima establece que el gobierno de la ciudad de Aguascalientes se obligaba a entregar al Patronato los correspondientes recibos de donación respecto de las entregas de obra semestral, las cuales se acreditarían con las facturas de gastos de proveedores que le entregaría el patronato; a cambio, el Necaxa concedería pláticas, material para escuelas de iniciación deportiva en el municipio, así como boletos de cortesía al ayuntamiento, sin precisar cantidad.

Aunado a ello, como apoyo al fomento deportivo, con base en la octava cláusula, el municipio comprometía aportar "el mantenimiento de la cancha de futbol, vestidores, cuarto de dopaje, gradas, túneles, accesos, taquillas, estacionamientos, locales de ventas, explanadas y áreas aledañas", además de costear, con el erario, ambulancias, servicios médicos y de seguridad tanto interior como exterior en los días de eventos deportivos, culturales y artísticos organizados por el Necaxa, así como "los demás servicios que se requieran para la adecuada operación y funcionamiento del nuevo estadio".

El costo de estas concesiones a cargo de los ciudadanos desde la llegada de los hidrorayos (vendidos por Televisa el 21 de marzo de 2014) no ha sido revelado. El municipio lo declara como "información inexistente", mientras que en el Sistema de Contabilidad del Poder Ejecutivo asegura que no existe registro de pago alguno al equipo de futbol Necaxa "en lo que va de la presente administración", pero no hace referencia de periodos anteriores.

Pero ¿cuánto cuesta mantener el estadio Victoria?

La Silla Rota identificó en 2014 un registro de 14 movimientos financieros entre el 10 de enero y el 19 de mayo; es decir, en un lapso de 99 días, de una cuenta terminación 01 3 por el concepto "futbol internacional y de primera división", el cual representó un gasto de 141 mil 312 pesos, mismo que compete al cuidado del coloso, erigido sobre terreno y cimientos públicos, que explota un privado.

"No estamos siendo congruentes"
Sólo tres días requirió el municipio de Aguascalientes desde que firmó, el 7 de diciembre de 2001, una carta compromiso hasta que entregó no sólo en usufructo el estadio, sino como donación un predio en Viñedos Santa María para el equipo de Televisa, sobre el cual construiría sus instalaciones.

Con base en la Escritura Pública 1440, volumen XXXVI, inscrita en la Dirección de Registro Público de la Propiedad y del Comercio, el bien inmueble tenía una superficie de 86 mil 553.57 metros cuadrados y fue tasado, a valor comercial, a 70.80 pesos el metro cuadrado, que, según el municipio, daba un total de 6 millones 127 mil 987 pesos.

Ante la oposición del síndico, que pedía, al menos, que el terreno quedara en comodato, el secretario del ayuntamiento Jorge Mauricio Martínez Estebanez replicó que las anteriores peticiones de bienes no habían sido ¡de equipos de primera división profesional!", mientras que el regidor Luis Raúl González Valle pidió ceder la reserva pública "con los ojos cerrados" porque "el costo de proyección que le daría al estado, no sólo a la ciudad es cuantioso", y ejemplificó: "el costo de un solo comercial de televisión a nivel nacional anda alrededor de 250 mil pesos por 20 segundos".

Su correligionario Manuel de Jesús Paredes González insistió en dar el predio, y reveló que una de las condiciones principales del conjunto propiedad de la televisora de Azcárraga para llegar a la ciudad era contar con un terreno "más o menos de estas magnitudes, a fin de que se traiga toda la infraestructura física, entre comillas, de lo que tiene en Cuahutitlan", Estado de México, donde entrababan cuando su sede era la capital del país.

Préstamo de los impuestos
La cesión de bienes públicos, no obstante, no fue el único beneficio que obtuvo Televisa a través del Necaxa en la entidad hidrocálida.

El Fideicomiso de Inversión y Administración para el Desarrollo Económico del Estado de Aguascalientes, que administra los recursos obtenidos de impuestos sobre la nómina en ese estado, otorgó un crédito al club por 98 millones de pesos, el 27 de octubre de 2008.

Este ente público, en la respuesta a la solicitud folio 5633, clasificó como información reservada los nombres de los jugadores cuyas cartas supuestamente fueron otorgadas en garantía del préstamo. La tasa preferente tampoco fue dada a conocer.

Por las concesiones a un privado, desde el 15 de mayo de 2009 la entonces diputada federal Lorena Martínez estimó, en una entrevista con la edición local de La Jornada, el "mal uso" de 20 millones de pesos del erario a favor del Necaxa mediante contratos de publicidad (en el estadio Victoria, cuya edificación se hizo en un predio, sobre una infraestructura y con aportaciones económicas del municipio) y servicios, aunque no especificó el periodo.

Las dádivas gubernamentales, sin embargo, no impidieron que el histórico equipo, fundado el 21 de agosto de 1923 en la Ciudad de México, perdiera la categoría en la última jornada del torneo Clausura 2009, al caer por la mínima diferencia ante el América, hijo predilecto de Televisa.

El usufructo de cinco décadas y los contratos publicitarios
Cuando la televisora, que cuenta con una concesión pública para el uso del espectro radioeléctrico, se deshizo de los otrora electricistas, dejó al grupo de empresarios que encabezó Ernesto Tinajero y el exfutbolista Guillermo Cantú el beneficio del usufructo a cinco décadas y los gastos absorbidos por el ayuntamiento por el uso del inmueble a cambio de mantener la franquicia en esa entidad.

Equipo de la década en 1990, por tres títulos obtenidos en México, regresó a la primera división profesional el 21 de mayo de 2016, tras cinco años en la categoría de plata, al vencer por global de 3-0 a Bravos de Juárez.

Actualmente, los rojiblancos tienen un contrato para promocionar el logotipo del municipio de Aguascalientes que identifica a la administración 2017-2019, a cargo de María Teresa Jiménez Esquivel –panista, al igual que Reynoso Femat (gobernador de 2004 a 2009)–, el cual obtuvo La Silla Rota, mismo que no refiere retribución al club y vence el 14 de octubre de 2019.

"¡No se desembolsó ni un solo peso!, fue un acuerdo entre el ayuntamiento y el equipo, porque hacemos cosas en común. Por ejemplo, por cada gol (anotado por los hidrorayos como local) se entregan cien lentes a personas de bajos recursos por parte de Desarrollo Social", afirmó Enrique de la Torre Paz, secretario de Comunicación de Aguascalientes, quien fue cuestionado cuál era la ganancia de un club que destinaba un espacio en su indumentaria, que podría ser utilizado por otro patrocinador, así como espacio en el estadio, si no tenía una remuneración.

La marca Necaxa también fue exhibida durante la Feria Nacional de San Marcos 2017, que recibió 7.7 millones de visitantes, según los datos que proporcionó el gobernador Martín Orozco Sandoval en la presentación del Informe de Resultados de la festividad, el 18 de julio pasado.

De acuerdo con la solicitud de información pública 39892, que proporcionó el Patronato de la Feria a un particular, la directiva del equipo pagó 400 mil pesos "en especie", aunque no especificó en qué consistió ésta después de la exposición del escudo.

Sin Azcárraga, las dádivas merman, pero siguen
El 12 de febrero de 2016, durante el gobierno de Antonio Martín del Campo, el Cabildo aprobó un dictamen para que el Patronato de Fomento al Futbol de Aguascalientes AC dejara de ser el usufructuario del estadio Victoria, y fuera sustituido por la sociedad Futbol de Energía SA de CV, la cual, a cambio de ello, asumiría la responsabilidad del mantenimiento de la cancha de futbol, vestidores, cuarto de dopaje, gradas, túneles, accesos, taquillas, estacionamientos, locales de ventas; así como los servicios médicos, de ambulancia y de seguridad interior (no exterior) los días de eventos deportivos, artísticos y culturales organizados por el equipo.

Aunque en el punto dos se establece que el Necaxa asumirá los gastos que antes absorbía el ayuntamiento, en el considerando cuarto acota que será "en coordinación con el municipio", lo cual evidenció la síndico María del Refugio López.

No obstante, el exalcalde Del Campo no dio respuesta y únicamente justificó que la aprobación no era fast track, debido a que la síndico afirmó que habían recibido el documento con modificaciones sólo 45 minutos antes de la votación.

El Necaxa, con base en el acuerdo de sustitución de usufructuario, debía permitir al ayuntamiento el uso del estadio dos veces al mes, previo acuerdo de fechas con el equipo.

Entrenar a puerta abierta al menos una vez al mes "con el objetivo de acercar al equipo a la ciudadanía ", conceder cien boletos de cortesía al ayuntamiento y cien a escuelas de futbol municipales, becas (sin especificar cantidad) a niños y renovar dentro de los próximos dos años la pantalla del estadio, que quedaría como propiedad del coloso, fueron parte de los acuerdos por los apoyos públicos, vigentes aún.

La paja en el ojo ajeno
El título del Apertura 2003, cuando Necaxa llegó a Aguascalientes tras la donación de bienes públicos, lo consiguió, después de vencer a Tigres en el Estadio Universitario, el Pachuca, equipo para el cual Televisa sugirió la desafiliación de la Liga MX por recibir apoyos gubernamentales, el pasado 28 de enero, en su programa La Jugada.

El artículo 66 del reglamento de la Federación Mexicana de Futbol (Femexfut), citó, considera en su inciso d esta medida si el dueño o los directivos, a juicio del Comité Ejecutivo que preside Decio de María Serrano, incurren en actos delictivos o de dudosa reputación.

"No estamos siendo congruentes", consideró el exsíndico de Hacienda de Aguascalientes Sergio Molina cuando se sometió a voto del Cabildo la propuesta de la Comisión de Gobernación y Licencias para que fueran cedidos 86 mil 553.57 metros cuadrados al Necaxa, además de entregar en usufructo un estadio y financiar parcialmente su construcción. "Es una condición " de Televisa, reviró el regidor Manuel de Jesús Paredes.

* La corrupción detrás del balón, una serie de La Silla Rota, documenta cómo equipos de primera división y de la segunda categoría, denominada Ascenso Mx, obtienen dinero público para beneficio privado. Esta propuesta fue semifinalista de la convocatoria de investigación periodística de Quinto Elemento Laboratorio.
Fuente: La Silla Rota, escrito por Axel Chávez

Comentarios

  1. Oigan, una pregunta,
    En pocas palabras se puede decir
    ¿ que el equipo de necaxa puede ser desafiliado de la liga mx?.
    Es un tema de corrupcion.
    Maldito azcarraga sigues envenenando a nuestro equipo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que muestra el artículo es que Televisa acusa al Grupo Pachuca - León (ligado a Slim y es sabido de la rivalidad Televisa - Tv Azteca con Slim) , de lo mismo que se beneficio al mover al Necaxa a Aguascalientes. Pero no creo que se llegue a la desafiliación de ninguno de los tres equipos porque aquí opera aquello de que "el que este libre de pecado...." Seguramente varios equipos cojean de lo mismo porque en realidad y desgraciadamente, este es un modelo de negocio muy común en nuestro país, y no sólo en el futbol. El aprovechamiento de los recursos públicos para beneficio de empresarios privados bien relacionados con funcionarios.

      Eliminar
  2. Recuerden lo que paso con Indios de cd Juárez o con Santos que estuvo apunto de descender y que de un torneo a otro se libró de su mala racha.

    ResponderEliminar
  3. Gy-gas el de Texas06 febrero, 2018 16:19

    Eso fue una herencia maldita de Televisa, que los actuales dueños del grupo "Pachuca" pueden usar como defensa ante las acusaciones de Televisa.

    No se....pero se le viene a NECAXA una novela muy muy incomoda....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si tienes razón,
      Maldito azcarraga sigue envenenando a nuestro equipo, ojala nuestro necaxa, no tenga problemas a futuro.

      Eliminar
  4. Los desaparecidos Jaguares, Veracruz, Puebla, Necaxa, Santos, Pachuca, Monarcas, Zacatepec y algo de eso había recientemente con el predio para el nuevo estadio del Cruz Azul. El apoyo financiero de los gobiernos locales hacia equipos del futbol mexicano son tan comunes como el apoyo a cualquier otra empresa de amigos y familiares de los gobernantes (HIGA, Hildebrando, Dragon Mart).
    Se trata de un ejemplo más de la corrupción e impunidad en todo el país, estos casos en el ambiente del futbol son meros ejemplos, y muy leves sobre lo que sucede.

    ResponderEliminar
  5. Club Necaxa NO tiene la culpa de las "hazañas" de Azcárraga ni de lo que decidan sobre un asunto las auoridades municipales o estatales. Malo sería que fueran hazañas de los nuevos dueños y que hubiera por parte de los nuevos dueños una presión hacia las autoridades.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Si no tienes una cuenta de Google, puedes comentar poniendo la opción de Nombre/URL para que puedas poner tu nombre o algun enlace a tu cuenta de Twitter, Facebook u otras. No seas un anónimo más.